10% OFF transf. | 3 CUOTAS s/int.

$680

3 cuotas sin interés de $226,67 10% de descuento pagando con TRANSFERENCIA BANCARIA Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP
Nuestro local
  • CASA OZ Ravignani 1556 Palermo (fecha de retiro a confirmar luego de realizada la compra) Horario para retiros: martes, jueves y sábado de 15 a 18 hs.
    Gratis

Las sales Kión remineralizan, desintoxican, exfolian, relajan y desinflaman los músculos doloridos por las tensiones diarias.

Beneficios reparadores:

 

  • Promueve un sueño reparador. Alivia la inflamación y el dolor: ideal en casos de reuma y artritis.
  • Mejora las enfermedades de la piel como eczemas y pieles atópicas.
  • Ayuda a mejorar la circulación y elimina la retención de líquidos. El magnesio y el sulfato contribuyen a eliminar toxinas, las responsables directas de que el agua quede retenida en el organismo.
  • Desintoxica: elimina toxinas y metales pesados ​​del cuerpo.
  • Aumenta las defensas del organismo y activa el metabolismo haciendo que las células conviertan los nutrientes en la energía que el cuerpo necesita para realizar sus funciones vitales.
  • Elimina las malas energías acumuladas.
  • Alivia el estrés y relaja el cuerpo.
  • Disminuye la presión arterial mejorando la salud cardiovascular al disminuir la inflamación y proteger la elasticidad de las arterias.

 

Presentación: envase de vidrio 200cc
 
Modo de uso

 

Baño de inmersión:

15-20 minutos en la bañadera con agua caliente, a unos 38 grados, es importante que no sobrepase la temperatura corporal.

Un buen plus para potenciar la relajación y sanar cuerpo, mente y alma con éste baño es poner música zen, hacer respiraciones conscientes y tomar un té de manzanilla.

 

En la ducha:

Ponemos las sales en una bolsita porosa o en un trapo limpio y la cerramos. La apoyamos sobre la cabeza y dejamos que caiga el agua caliente y deshaga la sal lentamente recorriendo todo el cuerpo. Luego enjuagaremos como siempre.

 

Como exfoliante corporal:

Antes de ducharnos mojamos el cuerpo con agua, tomamos un poco de sal y la pasamos por todo el cuerpo en forma de círculos. Así la piel se exfolia y absorbe las propiedades de las sales y del aceite esencial de lavanda. Luego aclaramos y nos duchamos. Recomendamos usar una crema u aceite hidratante luego de la exfoliación para que sean absorbidos en profundidad los nutrientes y para dejar una película protectora sobre la piel nueva.

 

Baño de pies:

Después de un día intenso es ideal sumergir los pies adoloridos y cansados unos 15-20 minutos en agua tibia con un poco de sal. Y más relajante aún es a su vez, tratar de desconectar de los pesares y meditar un poco.

Ingredientes: Sal rosa del Himalaya y sal epson. Flores. Aceite esencial de lavanda.

INCI: Sodium Chloride, Magnesium Sulphate, Lavandula Angustifolia Oil

 

Hecho en Argentina por Kión, biocosmética natural y artesanal.

Kión es un emprendimiento familiar de cosmética a base de componentes naturales puros, libres de productos tóxicos nocivos para la salud como el triclosan, los parabenos, los sulfatos, los perfumes sintéticos, los aceites minerales, los colorantes, las siliconas y todos los derivados del petróleo.

Los ingredientes utilizados provienen de semillas, raíces, cortezas, frutos, hojas, tallos y flores que no fueron modificados genéticamente por el hombre. Aceites vegetales, mantecas, aceites esenciales e hidrolatos se ven beneficiados por extractos macerados en aceites y en glicerinas vegetales, previamente seleccionados y fusionados para cada necesidad.

Los productos no contienen materia prima animal y no están testeados en animales. Los envases son de vidrio (y no pet) para conservar mejor los ingredientes de cada producto y mantenerlos libres de contaminación por obsorción de químicos.  La elección del vidrio resulta importante tanto por ser un material noble que mantiene todos los componentes intactos, como por ser una opción amigable con el medio ambiente 

Kión es un trabajo artesanal, se envasan pequeños lotes y se etiqueta a mano con mucho amor, dedicación, estudio permanente y pasión, para que cada persona pueda tener un pedacito de naturaleza en su piel, sin necesidad de recurrir a envases repletos de químicos que por el uso acumulativo pueden llegar a producirnos enfermedades de todo tipo.