10% OFF transf. | 3 CUOTAS s/int.

$820

3 cuotas sin interés de $273,33 10% de descuento pagando con TRANSFERENCIA BANCARIA Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP
Nuestro local
  • CASA OZ Ravignani 1556 Palermo (fecha de retiro a confirmar luego de realizada la compra) Horario para retiros: martes, jueves y sábado de 15 a 18 hs.
    Gratis

Las arcillas y las cascarillas de almendras exfolian suavemente y remineralizan, mientras el carbón activado desobstruye los poros y elimina el exceso de sebo dejando la piel suave, radiante y sin brillos.

Éstas arcillas poseen mucho hierro, zinc, magnesio, sílice y calcio que limpian, aclaran y purifican la piel ayudando a eliminar toxinas. También reducen irritaciones e inflamaciones cutáneas causadas por los cambios del tiempo, intervenciones dermatológicas, o exceso de sol, por lo que son muy buenas para personas que padecen acné o rojeces. 

La arcilla verde en particular tiene la capacidad de extraer y regular la grasa de la piel y matar las bacterias responsables de causar el acné.

El carbón activado atrapa las impurezas y la suciedad que se acumula a diario en los poros, controla el exceso de sebo, elimina los puntos negros, absorbe las toxinas, y suaviza el cutis limpiando y exfoliando sin dañar o resecar.

La cascarilla de almendras es la cáscara molida de las almendras que generan un efecto de roce que ayudan a exfoliar la epidermis.

El aceite esencial de bergamota es muy beneficioso para todas las pieles por su gran contenido de vitamina C, pero en pieles grasas y mixtas resulta ideal por sus propiedades bactericidas, astringentes y seborreguladoras que nos ayudan a evitar la aparición de granos y brillos en la piel.

El aceite esencial de árbol de té estimula la microcirculación cutánea, por lo que le otorga luminosidad a las pieles apagadas y avejentadas. Es un buen cicatrizante que ayuda a disminuir los granos y a regular el exceso de sebo gracias a sus propiedades desinfectantes, antisépticas, analgésicas, purificantes, calmantes, antiinflamatorias y antibacterianas.

El aceite esencial de lavanda tiene propiedades antiinflamatorias, regenerativas y estimulantes de la circulación sanguínea, esto significa que cuanto más oxígeno haya en la sangre, más sanas estarán las células, y más joven y radiante la piel. A su vez contiene poderosos antioxidantes que protegen del daño de los radicales libres.

Presentación: envase de vidrio de 50cc

Modo de uso: Poner 1 o 2 cucharaditas de la mascarilla y rociar con la bruma Kión o con un té de manzanilla hasta lograr una pasta suave. Aplicar 1 o 2 veces por semana sobre el rostro húmedo, evitando el área del contorno de los ojos y labios. Dejar 10 minutos y enjuaga con agua tibia. No usar metal porque las arcillas pierden sus propiedades.

Ingredientes: Arcillas verde y blanca. Carbón activado. Flores de rosas micronizadas. Cascarillas de almendras micronizadas. Aceites esenciales de árbol de té, bergamota y lavanda.

INCI: Bentonite, Kaolin, Charcoal Powder, Rosa damascena flower powder, Prunus Amygdalus Powder, Tea Tree Oil, Citrus Bergamia Peel Oil, Lavandula angustifolia Oil.

Cuidados: Recomendamos mantener los productos a temperaturas bajas. En caso de frascos, utilizar la espátula aplicadora limpia y desinfectada. Con el cuidado recomendado, los productos duran 6 meses a partir de su apertura.

 

Hecho en Argentina por Kión, biocosmética natural y artesanal.

Kión es un emprendimiento familiar de cosmética a base de componentes naturales puros, libres de productos tóxicos nocivos para la salud como el triclosan, los parabenos, los sulfatos, los perfumes sintéticos, los aceites minerales, los colorantes, las siliconas y todos los derivados del petróleo.

Los ingredientes utilizados provienen de semillas, raíces, cortezas, frutos, hojas, tallos y flores que no fueron modificados genéticamente por el hombre. Aceites vegetales, mantecas, aceites esenciales e hidrolatos se ven beneficiados por extractos macerados en aceites y en glicerinas vegetales, previamente seleccionados y fusionados para cada necesidad.

Los productos no contienen materia prima animal y no están testeados en animales. Los envases son de vidrio (y no pet) para conservar mejor los ingredientes de cada producto y mantenerlos libres de contaminación por obsorción de químicos.  La elección del vidrio resulta importante tanto por ser un material noble que mantiene todos los componentes intactos, como por ser una opción amigable con el medio ambiente 

Kión es un trabajo artesanal, se envasan pequeños lotes y se etiqueta a mano con mucho amor, dedicación, estudio permanente y pasión, para que cada persona pueda tener un pedacito de naturaleza en su piel, sin necesidad de recurrir a envases repletos de químicos que por el uso acumulativo pueden llegar a producirnos enfermedades de todo tipo.