10% OFF transf. | 3 CUOTAS s/int.

$700

3 cuotas sin interés de $233,33 10% de descuento pagando con TRANSFERENCIA BANCARIA Ver más detalles

Las propiedades de la caléndula (Calendula officinalis) la obtenemos macerando sus pétalos en aceite de girasol agroecológico. De ésta manera obtenemos un extracto fitocosmetico con las propiedades dermatológicas de ambas plantas.

La caléndula es una planta que se ha usado desde la antigüedad por sus interesantes beneficios en pieles muy delicadas, ya que es antiinflamatoria, suavizante, cicatrizante, antioxidante, antibacteriana, antiséptica y ultra reparadora.

Suele usarse en casos de dermatitis, eritemas solares, quemaduras, inflamaciones, picaduras de insectos, cicatrices, manos y pies agrietados, irritaciones dérmicas, rasguños, eccemas, labios secos, acné, úlceras, herpes bucales, llagas, etc.

El aceite de caléndula es ideal para pieles maduras, sensibles y/o irritadas por sus excelentes propiedades nutritivas, emolientes, calmantes y suavizantes. 

Es perfecta para la piel delicada de los bebés, gracias a que la recubre de una película protectora que contiene betacarotenos, fitoesteroles y ácido salicílico que alivia la irritación del pañal, las zonas con pliegues y las rozaduras.

También las mamis la pueden usar en la panza porque suaviza y humecta la piel contribuyendo a evitar la formación de estrías. Además en los pezones se usa para prevenir las grietas, y si ya están brinda cicatrización y alivio inmediato. Recomendamos aplicar luego de amamantar, dejar actuar, y retirar antes de volver a amamantar.

También es útil para la limpieza de la piel, tanto para cambiarle el pañal al bebé, como para limpiar la piel de nuestro rostro ya que elimina los restos del maquillaje mientras humecta, hidrata y repara.

Es un gran antioxidante por la cantidad de vitamina E que posee, y gracias a la vitamina A repara pieles delicadas y enfermas. 

En definitiva la pueden usar todos los tipos de piel, inclusive las pieles acneicas y grasas, gracias a su buena absorción y astringencia.

Presentación: envase de vidrio color ámbar con tapa metálica de 70cc.

Ingredientes: Extracto oleoso de Caléndula. Aceites de primera prensión en frío de Girasol y Almendra. Vitamina E y Conservante eco natural certificado: Geogard ECT.

INCI: Calendula Officinalis Flower Extract, Helianthus Annuus Seed Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Tocopherol, Benzyl Alcohol, Salicylic acid, Glycerin, Sorbic acid.

Cuidados: Recomendamos mantener los productos a temperaturas bajas. En caso de frascos, utilizar la espátula aplicadora limpia y desinfectada. Con el cuidado recomendado, los productos duran 6 meses a partir de su apertura.

 

Hecho en Argentina por Kión, biocosmética natural y artesanal.

Kión es un emprendimiento familiar de cosmética a base de componentes naturales puros, libres de productos tóxicos nocivos para la salud como el triclosan, los parabenos, los sulfatos, los perfumes sintéticos, los aceites minerales, los colorantes, las siliconas y todos los derivados del petróleo.

Los ingredientes utilizados provienen de semillas, raíces, cortezas, frutos, hojas, tallos y flores que no fueron modificados genéticamente por el hombre. Aceites vegetales, mantecas, aceites esenciales e hidrolatos se ven beneficiados por extractos macerados en aceites y en glicerinas vegetales, previamente seleccionados y fusionados para cada necesidad.

Los productos no contienen materia prima animal y no están testeados en animales. Los envases son de vidrio (y no pet) para conservar mejor los ingredientes de cada producto y mantenerlos libres de contaminación por obsorción de químicos.  La elección del vidrio resulta importante tanto por ser un material noble que mantiene todos los componentes intactos, como por ser una opción amigable con el medio ambiente 

Kión es un trabajo artesanal, se envasan pequeños lotes y se etiqueta a mano con mucho amor, dedicación, estudio permanente y pasión, para que cada persona pueda tener un pedacito de naturaleza en su piel, sin necesidad de recurrir a envases repletos de químicos que por el uso acumulativo pueden llegar a producirnos enfermedades de todo tipo.