10% OFF transf. | 3 CUOTAS s/int.

$830

3 cuotas sin interés de $276,67 10% de descuento pagando con TRANSFERENCIA BANCARIA Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP
Nuestro local
  • CASA OZ Ravignani 1556 Palermo (fecha de retiro a confirmar luego de realizada la compra) Horario para retiros: martes, jueves y sábado de 15 a 18 hs.
    Gratis

 

La fórmula posee cola de caballo macerado en glicerina vegetal que regenera, activa el colágeno y la elastina, mientras blanquea las ojeras.

Buscando la fusión de propiedades agregamos aceite de Jojoba que por su alto contenido en vitaminas protege la piel frente a los radicales libres, causantes del envejecimiento de la piel, y contribuye en la regeneración de los tejidos reduciendo las arrugas tempranas.

 

El aceite de almendras es un excelente remedio natural para las ojeras gracias a su contenido en vitamina K, ayuda a minimizar la coloración debajo de los ojos. Es antiinflamatorio, antioxidante y favorece la circulación sanguínea. La piel debajo de los ojos es muy fina y delicada, y éste aceite ayuda a nutrirla e hidratarla con sus ácidos grasos y otros componentes beneficiosos, como la vitamina E.

 

Es una crema anti-age completa que encierra la piel en una burbuja protectora y calmante.

 

El hidrolato de manzanilla, el jengibre, y la menta operan juntas mejorando la elasticidad ya que relajan y descongestionan tratando las ojeras por su efecto circulante y desinflamante.

 

Y el efecto rejuvenecedor y tensor se lo proporcionamos con los extractos de lavanda, cola de caballo, té verde, vitamina E y aceite esencial de geranio.

 

Así la piel del contorno de los ojos que es tan fina permanece calmada, hidratada y protegida.

 

Presentación: envase de vidrio 15cc
 
Modo de uso: Tomar una pequeña cantidad (del tamaño de un maní) con la cuchara dosificadora y aplicar con el dedo índice en forma de círculos desde el lagrimal hacia arriba pasando por el párpado superior y volviendo a repetir el círculo. Luego ejercer pequeños golpecitos con los dedos para activar la circulación. Su uso es diurno y nocturno luego de la limpieza diaria.

Ingredientes: Extractos de cola de caballo, lavanda y té verde macerados en glicerina vegetal. Aceite de jojoba, aceite de chía y almendra. Hidrolatos de manzanilla, jengibre y menta. Aceite esencial de geranio. Vitamina E y Conservante eco natural certificado: Geogard ECT.

INCI: Equisetum Arvense Extract, Lavandula angustifolia Extract, Camellia Sinensis Extract, Glycerin, Simmomdsia Chinensis Oil, Salvia Hispanica Seed Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Chamomilla Recutita Water, Zingiber Officinalis Water, Menta Piperita Water, Pelargonium Graveolens Oil, Tocopherol,Benzyl Alcohol, Salicylic acid, Glycerin, Sorbic acid.

 

Hecho en Argentina por Kión, biocosmética natural y artesanal.

Kión es un emprendimiento familiar de cosmética a base de componentes naturales puros, libres de productos tóxicos nocivos para la salud como el triclosan, los parabenos, los sulfatos, los perfumes sintéticos, los aceites minerales, los colorantes, las siliconas y todos los derivados del petróleo.

Los ingredientes utilizados provienen de semillas, raíces, cortezas, frutos, hojas, tallos y flores que no fueron modificados genéticamente por el hombre. Aceites vegetales, mantecas, aceites esenciales e hidrolatos se ven beneficiados por extractos macerados en aceites y en glicerinas vegetales, previamente seleccionados y fusionados para cada necesidad.

Los productos no contienen materia prima animal y no están testeados en animales. Los envases son de vidrio (y no pet) para conservar mejor los ingredientes de cada producto y mantenerlos libres de contaminación por obsorción de químicos.  La elección del vidrio resulta importante tanto por ser un material noble que mantiene todos los componentes intactos, como por ser una opción amigable con el medio ambiente 

Kión es un trabajo artesanal, se envasan pequeños lotes y se etiqueta a mano con mucho amor, dedicación, estudio permanente y pasión, para que cada persona pueda tener un pedacito de naturaleza en su piel, sin necesidad de recurrir a envases repletos de químicos que por el uso acumulativo pueden llegar a producirnos enfermedades de todo tipo.